Arrow
Arrow
Slider

Los peores enemigos en nuestra dieta

Todo el mundo ama realizar alguna comida trampa de vez en cuando, al estar realizando una dieta, además de que es algo bueno para mantener controlados los niveles de leptina.

 

Esta estrategia sin duda puede ser eficaz para superar una meseta de pérdida de peso y para seguir manteniendo el metabolismo acelerado, pero no a todos los alimentos se les debe dar la luz verde, especialmente si nos hemos fijado alguna meta resolución agresiva en cuanto a rendimiento o a kilos a perder.

 

 

A continuación algunos de los peores enemigos en nuestra ardua labor por seguir una dieta:

 

Las Donuts 

El sabor increíble de donuts no es algo que se consiga con productos sanos y naturales, teniendo un alto coste para nuestro cuerpo. Estas golosinas pegajosas y dulces son ricos en calorías, grasas y carbohidratos.

¿El resultado de consumir donuts? Un rápido aumento de peso y la mala función digestiva.

 

Papas fritas

La mayoría de las patatas fritas se fríen con grasas trans, que pueden aumentar los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades coronarias. Las grasas trans se realizan mediante la adición de hidrógeno al aceite vegetal a través de un proceso llamado hidrogenación, lo que hace que el aceite es menos probable que echarse a perder.

 

Hamburguesas

El porcentaje de carne que tienen las hamburguesas que nos sirven en restaurantes, tienen menos de un 2% de carne real. El otro 98% de la hamburguesa son productos químicos industriales que nuestro cuerpo no tolera en absoluto.

Estas hamburguesas de cadena hecha también son altos en grasas saturadas, e incluso pueden contener grasas trans.

 

Margarina

La margarina se comercializa como una alternativa saludable libre de colesterol a la mantequilla, pero es la última fuente de grasas trans, que en realidad elevan el colesterol y dañan las paredes de los vasos sanguíneos.

 

 

Fuente: vidasana.net

Errores al hacer ejercicios abdominales

Uno de los problemas que suele haber cuando la gente quiere desarrollar sus abdominales es que no suele realizarlos adecuadamente. Los ejercicios abdominales, necesitan de mucha técnica para hacerlos bien, ya que si implicamos otros músculos en su ejecución no vamos a conseguir nada.

 

 Por tanto es importante poner freno a los errores que cometemos al hacer ejercicios abdominales, ya que es mejor calidad que cantidad cuando entrenamos.

 

 

Utilizar músculos no implicados

Cuando hacemos crunch, por ejemplo, ocurre que tiramos de otros músculos para hacer el ejercicio, como los músculos del cuello. Es importante hacer el movimiento con los músculos implicados necesarios, pues sino, vamos a perder tensión en la zona que queramos desarrollar.

 

 

Mala técnica

 

En realidad, esto viene a resumir un poco lo anterior, pero aunque haciendo hincapié en hacer a la perfección el movimiento. Por ejemplo, determinados ejercicios abdominales requieren que se congestione en su tramo final o que no se llegue a tocar el suelo, como a veces pasa con las tijeras verticales.

 

 

Tirones

Los tirones, suele ser uno de los errores de libro que se cometen en cualquier ejercicio. Por norma general, se hacen tirones bruscos en los ejercicios para facilitar su ejecución, ya que no somos capaces de hacer más de la forma adecuada o por la fatiga y el agotamiento que tenemos, no resistimos el dolor.

 

 

 

Fuente: ejerciciosencasa.es

 

Beneficios del ayuno intermitente

 El ayuno intermitente se refiere a periodos sin ingerir nada de comida, seguido de períodos de alimentación contundentes. La dieta típica de ayuno intermitente es la llamada 16: 8. En la que básicamente ayunamos durante 16 horas al día y comemos durante las otras ocho horas restantes.
 
Simplemente extendiendo esa ventana de ayuno por unas pocas horas más, obtendremos muchos de los beneficios del ayuno intermitente que nos faltan con los horarios de comidas normales.

 

 

A continuación explicamos algunos de los principales beneficios que existen asociados al ayuno intermitente:
 
  • Mejora nuestra salud
            Evita que nos enfermemos.
            Mejorar nuestra tasa metabólica.
            Facilita la recuperación de nuestro cuerpo.
 
  • Ayuda a combatir el Jet Lag
Lo creamos o no, el ayuno intermitente puede ayudarnos a combatir el desfase horario. Si realizamos un ayuno intermitente durante al menos 16 horas, ayudará a borrar lo que se llama nuestro reloj alimenticio. 
 
Nuestros cuerpos trabajan en un reloj de 24 horas basado en las señales de luz. Este reloj nos ayudará a señalar cuándo es el momento de comer o dormir.

 

 Fuente: ejerciciosencasa.es

 

 

4 maneras de quemar grasa sin cardio

Siempre y cuando no estemos entrenando para un deporte de resistencia, es más que factible quemar grasa con ejercicio, que con cardio. Sin embargo, los ejercicios que elijamos, son importantes, ya que no todos tienen el mismo efecto para combustionar grasas corporales.

 

Lo que suele ser habitual, es que la gente aficionada al deporte asocia quemar grasas a las actividades cardiovasculares. Es concurrente este proceso mental, ya que guarda mucha relación, pues el cardio indudablemente es un método muy útil para poder quemar grasa.

 

No obstante, el cardio no es la única manera válida de perder peso, ni quemar grasa de forma efectiva, ya que hay alternativas igualmente válidas para conseguir reducir el tejido adiposo alojado en nuestro organismo.

 

 

 

1.    Ejercicios compuestos

Las sentadillas, peso muerto, press de banca y los remos con barra, pueden involucrar una cantidad masa muscular muy superior a cualquier otro ejercicio. Algunos ejercicios no tradicionales, que emplean en otras disciplinas deportivas como la que hacen los competidores de strongman, como el levantamiento de neumático o la rueda de Conan,  también son otras buenas opciones.

2.    Tren inferior

Los ejercicios del tren inferior son más demandantes a nivel de fatiga y de reclutamiento de fibras musculares, siendo mejores movimientos para quemar calorías que los ejercicios del tren superior.

Si además, reducimos al mínimo el descanso entre series para mantener nuestro ritmo cardíaco elevado, para forzar a nuestro cuerpo a que cambie el sistema de energía anaeróbica, haciendo que podamos quemar grasa más rápidamente.

3.    Entrenamiento en circuito

Se necesitan dos minutos para que el sistema aeróbico pueda arrancar, por lo que las series deben durar al menos ese tiempo. Podemos utilizar ejercicios con el peso corporal o movimientos con mancuernas o barras que sean fáciles de ejecutar para poder imprimir un ritmo elevado.

Existen muchas formas de poder hacer un circuito quemar de grasas, basado en máximas repeticiones posibles en un determinado tiempo, o en completar una secuencia de ejercicios en el menor tiempo posible.

4.    Pesos más ligeros

Emplear un peso más ligero de lo que normalmente empleamos cuando levantamos del modo tradicional. Y procuremos no trabajar al fallo, ya que esto nos cause un cansancio excesivo y probablemente no podamos completar el circuito.

Elegiremos un peso que nos permita realizar un número de repeticiones cercanas al fallo, pero sin llegar, quedándonos a 2-3 repeticiones antes de la extenuación. De esta forma, seremos capaces de ganar fuerza y tamaño con este rango de repeticiones, así como podremos optimizar nuestra resistencia cardiovascular.

Los peores ejercicios para el abdomen

La cultura de gimnasio, en parte es culpable de fomentar los crunch y los sit up, como ejercicios efectivos para fortalecer el abdomen. No obstante, este tipo de ejercicios no contribuyen positivamente a la salud de nuestra espalda. Hay ejercicios más efectivos para trabajar los abdominales, y que son menos lesivos.

        

Horario de Atención: Lunes a Viernes
10:00 a.m. a 1:00 p.m. / 2:00 a.m. a 7:00 p.m.

Contáctanos

Av. Cesar Vallejo N° 290 Lince -Lima
Teléfonos: +(51) 472 5614

Correo Institucional

Suscribirse por email